Chicureanos

 

La astrología como una

herramienta de conocimiento ancestral

Chicureanos
Por M. Teresa Aguayo
Astróloga CACH – ISAR

Desde que tengo uso de razón ando mirando el cielo y preguntándome qué es lo hay ahí arriba. Cuando era chica, mi papá me regaló un libro del sistema planetario y me cautivó profundamente. Así, de a poco, me acerqué a la Astrología.

 

He aprendido que, algo de lo cual no somos totalmente conscientes, es que lo que ocurre en el cielo, ocurre también en la tierra y por lo tanto, en nosotros. “Como es arriba, es abajo”.

 

La SABIDURÍA es DE ORIGEN DIVINO (DIOS ESTÁ EN EL CIELO), y la astrología nos ayuda a conocer el porvenir, predecirlo y prepararnos para evolucionar y crecer. Por eso, aquí les entrego algunas pautas que pueden ser útiles para todos los vecinos de Chicureo.

 

Con la entrada del Sol en Aries, comenzamos un nuevo año astrológico donde las palabras claves serán aceptación, comprensión y voluntad. Un llamado a salir de la zona de confort, viene acompañado de una Luna llena en Libra, que marca el proceso de finalización de la sensación de inquietud que hemos sentido, frente a la confrontación interna y externa en los vínculos. Esta es la posibilidad que tenemos de empezar nuevamente, la promesa de volver a intentar ser mejores y de integrar los aprendizajes para estar más despiertos. Con cada Luna nueva podremos materializar nuestras intenciones y enfocarnos en los cambios que queremos introducir a nuestras vidas y ponernos en acción.

 

Estamos siendo testigos de grandes cambios, tiempos de crisis, son momentos trascendentes, el cielo nos quiere hablar y su idioma es a través de la Astrología. No quiero ser alarmista, pero la promesa de tiempos mejores aún es lejana. No obstante, podemos valernos de los dones que estos grandes maestros nos regalan.  Júpiter nos da la posibilidad del optimismo, crecimiento, expansión, confianza, de trascendencia y fe. Saturno, nos invita a aprender a ser responsables y a organizar nuestros objetivos para estar más claros y ser más maduros. Plutón, nos llama a visitar las profundidades emocionales y sicológicas para morir y emerger como seres humanos transformados. Urano, nos invita a ser innovadores y flexibles, tener un nuevo enfoque y reorientarnos para poder ser libres. Neptuno nos invita a soñar un mundo ideal, para ser más compasivos y conocer el secreto de Dios, la única certeza, el Amor. Pero tenemos que pasar la prueba, tenemos que aprovechar la energía de Aries para arriesgarnos, ser pioneros, enérgicos y creativos en nuestros aprendizajes. Es en conciencia, y de la mano con el otro, en relación con otros que podemos hacernos mejores. ¿Cómo quieres vivir este nuevo ciclo? VDS




Portadas
Panoramas Chicureo
Ofertas

© 2017 Revista Valles del Sol es editada por Comunicando Ltda.