Portada


Dámaso García

PASIÓN POR LOS CIELOS CHICUREANOS

Portada

 

Portada

 

Portada

 

Portada

 

Por Macarena Tarrasón M.


En “temporada de eclipses”, los chilenos miramos el cielo con mucho más interés del habitual, pero hay un chicureano para el que los cielos chilenos, siempre han sido una pasión, al punto, que instaló un observatorio en su propia casa.

 

“Una pasión es una pasión. El tipo puede cambiar de todo. Pero hay una cosa que no puede cambiar. No puede cambiar de pasión”. Así dice una memorable frase de la película argentina que en 2010 ganó el Oscar como mejor película extranjera “El secreto de sus ojos”. Y eso es precisamente lo que nos transmite Dámaso García cuando le pedimos que nos hable de esta “locura” hecha realidad en su jardín.

 

“Locura”, porque no es común tener un observatorio en casa. “Locura”, porque abandonó el trabajo que realizó por más de 30 años como corredor de bolsa para dedicarse a ver el cielo. “Locura”, porque asegura que en su casa se pueden ver los astros a plena luz de día. Y en realidad, al escucharlo hablar, entendemos que no es locura; sino que –tal como él lo define- es pasión.

 

Su interés por mirar lo que había en el cielo viene desde su infancia. Al cumplir 13 años, pidió que le regalaran un telescopio. No fue lo que esperaba “Era un telescopio como el de Galileo. A los 14 lo vendí, porque no tenía montura y no podía mantener la luna centrada”, nos cuenta.

 

Pero a los 19 ocurrió lo que tenía que ocurrir. Hizo un curso en la Asociación Chilena de Astronomía y ahí: “Conocí Saturno y me dejó loco”, reconoce traspasando a sus palabras toda la emoción que sintió en ese momento.

 

De ahí en adelante siguió aprendiendo todo lo que sabe hoy, pero de manera autodidacta. Dedicó su vida al trabajo de corredor de bolsa, pero siempre con la idea de desarrollar su pasión. Y así, 19 años atrás, decidió venir a vivir a Chicureo “En busca de jardín, fuego y estrellas. Quería mirar el cielo sin edificios y prender una chimenea”, confidencia.

 

La idea de desarrollar un observatorio en su parcela partió de a poco “con una cúpula y un par de telescopios, actualmente ya son 2 cúpulas astronómicas y varios telescopios”, precisa. Fue hace 4 años cuando empezó a desarrollar actividades de observación de manera profesional y hace ya 10 meses, decidió dejar su trabajo y dedicarse 100% a esta pasión, con el apoyo de su esposa Carolina, su hijo Clemente -que le ayuda con las redes sociales- y su familia en general.

 

“Estamos metidos en este universo eterno. Uno busca darle sentido a estar parado en este planeta que es espectacular, lleno de vida, naturaleza, conectado a un universo con miles y millones de planetas como éste, con leyes físicas que supuestamente funcionan igual en todas partes; esto es lo que me apasiona”, señala. Hoy abrió sus puertas para compartir esta experiencia. A través de la web lo contactan aficionados a la astronomía y él disfruta de cada visita. “Siempre se produce una entretenida conversación y se crea un ambiente muy cálido y de amigos”, nos cuenta.

 

Y ¿qué podemos ver desde este observatorio? “Dependiendo de la época del año, se observan distintos planetas, estrellas, cúmulos, nebulosas, la luna en diferentes fases, Júpiter y sus lunas en permanente movimiento, Marte y Saturno con sus anillos, durante el día casi siempre se ven Venus y Mercurio. Siempre es importante que esté despejado”, puntualiza..

 

Llama la atención que nos diga que uno puede ver estrellas a la luz del día, ya que en muchos observatorios esto no es posible, salvo en condiciones muy poco comunes. “La clave está en la tecnología que hoy está disponible para ver las estrellas. Los telescopios vienen con un computador y si les das las coordenadas absolutamente exactas de la posición de un objeto en el cielo, llegas a lo que buscas, aun estando de día. En general, creo que hay poca decisión de experimentar, la gente piensa que lo que está en los libros es lo que vale y en realidad hay mucho por descubrir”, concluye.

 

ECLIPSES EN CHILE

Portada

 

Los eclipses son un fenómeno astronómico que no deja indiferente. Chile tendrá el privilegio de tener uno el 2019 y otro el 2020. Por esto, el Gobierno lo denominó como “Temporada de eclipses” y realizó –en mayo- una inédita “noche astronómica” en La Moneda, en la que además lanzó el sitio web www.eclipseschile.gob.cl para “enseñar de forma simple, entretenida y dinámica a la ciudadanía”, lo que significan estos eventos.

 

El martes 2 de julio de 2019, un eclipse total de Sol cruzará la Región de Coquimbo y parte de la Región de Atacama; mientras que el 14 de diciembre de 2020, el eclipse total de Sol se apreciará la región de La Araucanía y parte de la región de Los Ríos. En ambos casos los eclipses serán visibles de manera parcial, en el resto del territorio nacional.VDS



 




Portadas
Panoramas Chicureo
Ofertas

© 2017 Revista Valles del Sol es editada por Comunicando Ltda.