Imagen de Marca


LA TRAMPA DE LAS
"TRES CUOTAS"

Juan Claudio Edwards

Por Juan Claudio Edwards
MsC - Consultor de Marcas


- ¿Hablo con el señor Juan?
- Mmmmm… Sí, señorita, ¿en qué puedo ayudarla? (suspiro)
- Señor Juan, lo estamos llamando de Banco Banquero, su banco amigo, para comentarle que ud. ha sido seleccionado -por su buen comportamiento- para acceder a pagar todo lo que a ud. le apetezca (sic) en tres cuotas… ¿Qué le parece, señor Juan?

 

(francamente no entiendo quién les escribe los guiones a estas buenas mujeres…)

 

- Pero señorita, si yo no tengo cuenta en el Banco Banquero…
- Eso no importa señor Juan. Usted me lo informa y sin trámites puede ser cliente de Banco Banquero, su banco amigo.
- Pero señorita…
- Además ud. podrá tener su tarjeta Maester (sic) con la que puede comprar eso que siempre quiso y todo en tres cuotas… ¿Maravilloso, no, señor Juan?
- ¿Sabe señorita?, la verdad es que muchas gracias, pero ahora no estoy interesado, porque…
- …Y, además señor Juan, usted acumulará puntos en el “Club Banquero”, de su banco amigo, que le permitirá canjear por un regalo sorpresa…

 

(A estas alturas, decidí seguirle la corriente… Estaba claro que no me iba a dejar ir, así como así).
- Está bien señorita. Cuénteme: si yo compro, digamos… un violín, que cuesta $100.000… ¿Con las tres cuotas, voy a pagar $33.333 durante 3 meses?
- ¡Claro, señor Juan!... Eso más un pequeño CAE… Pero eso no es nada…
- O sea, no es el precio total dividido entre 3… ¿Me lo puede explicar un poco mejor?
- …
- ¿Aló? ¿Está ud. ahí?
- …Mire señor Juan, voy a llamar a mi supervisora que le puede explicar mejor…
- OK…
- Tuuu, Tuuu, Tuuu… Se cortó la comunicación.

 

La verdad es que suspiré aliviado… Pero la conversa me quedó dando vueltas.

 

Resulta que para los que somos neófitos en todo esto de los nombres que les ponen a los créditos, existen de varios tipos que nos llevan a confundirnos. Están las “tres cuotas precio contado”; las “tres cuotas sin intereses”; las “tres cuotas sin comisión”, y quién sabe cuántas más.
La única que es precio de verdad sin ningún extra, es la de “tres cuotas precio contado” … Todo el resto, paga ‘un algo’ poco claro y que huele a changullo (y que por supuesto, no teníamos considerado).
Como dice la Asociación de Bancos: “Todas las transacciones en cuotas, a excepción de las denominadas ‘precio contado’, generan impuesto al crédito”. (1)


Y por otro lado está el famoso CAE…
“El CAE incluye lo que se cobrará por tasa de interés, comisiones, seguros, impuestos y todos los cargos asociados. Con ello se calcula el Costo Total del Crédito, conocido como CTC, que es lo que termina pagando el cliente”. (2)
¡La suma de todos ellos es aún menos clara!

 

Muchas veces no es una gran cantidad extra, pero lo que me parece poco afortunado (por no decir otra cosa) es que de una u otra forma las instituciones de crédito se las arreglan para usar términos parecidos pero distintos; similares pero diferentes… Es decir, muy claro para los poquitos que sí entienden… ¡Y bastante confuso para todo el resto!

 

Ya estamos en Septiembre… Mes de vinos, cuecas, asados y gastos. De seguro recibiremos llamadas de parte de un Call Center dado, para que, en nombre de “Tres Cuotas”, no nos demos ni cuenta de que la parrilla, el trompo o la chicha, nos van a costar un poco más… Puede ser poquito, pero (como decía mi padre), “muchos poquitos hacen un hartito”.

¡Felicidades y un vigilante 18! VDS

 

(1) https://www.biobiochile.cl/noticias/
(2) https://ww3.bancochile.cl/


aviso
Portadas
Panoramas Chicureo
Ofertas

© 2017 Revista Valles del Sol es editada por Comunicando Ltda.