Tu Casa


EL QUINCHO DE ASTRID
REMINISCENCIAS DEL SUR

Tu casa

Evocando su infancia en el Sur de Chile y queriendo replicar la costumbre uruguaya -nacionalidad de su marido- de construir quinchos cerrados, Astrid Marchant, decoradora de interiores de Casa Chicureo, ha ido haciendo de este espacio un lugar único, lleno de colorido, con madera nativa, antigüedades y un toque de originalidad que lo hace único e irrepetible. Es en este lugar donde ella se refugia, donde nace su creatividad y se encuentra con su mundo interior. En su decoración busca lograr calidez, dejando las pautas a un lado y marcando su sello propio. Como ella misma señala, “la idea es salirme de la norma, que no parezca un departamento piloto”.

 

Tu casa

 

Había recién terminado de construir el quincho cuando invitó a unos amigos a comer. Como aún no tenía pantallas, tomó unos canastos de mimbre y los colgó, transformándolos en unas lámparas de impresionante sencillez, cálida luz, modernas y originales.

 

Tu casa

 

La alfombra está hecha de mantas bolivianas traídas desde el norte y dan un toque de color al quincho. Para Astrid lo importante es que cada objeto sea único y adquiera un significado en conjunto con los demás elementos.

 

Tu casa

 

Este arrimo es una antigüedad que encontró en el Parque de los Reyes, lugar donde ha recogido muchos “cachureos”, que guarda como un tesoro el tiempo que sea necesario, hasta encontrar un lugar donde se luzcan en todo su esplendor.

 

Tu casa

 

Un refrigerador antiguo comprado en el Persa Bío Bío, decora un rincón del quincho. La idea de Astrid es electrificarlo y darle así su uso original, aunque el aparato funcionaba en su época con bloques de hielo que se depositaban en la parte superior. VDS

 

Tu casa


Portadas
Panoramas Chicureo
Ofertas

© 2017 Revista Valles del Sol es editada por Comunicando Ltda.