Tu Casa


DECORAR
CON HOJAS SECAS

enemigos naturales

Las hojas que se desprenden de los árboles durante el otoño no tienen por qué ser necesariamente basura. Además de reciclarlas para hacer compostaje y crear así un excelente abono para nuestro jardín, existen otras múltiples opciones para convertirlas en artículos funcionales y/o decorativos. Aquí compartimos con ustedes algunas ideas de trabajos manuales entretenidos, tanto para niños como para adultos, que nos permitirán aprovechar los variados formatos y matices de colores de esta temporada y darle un toque naturalista a nuestros espacios.

 

CREAR UN BOWL: Inflar un globo y cubrir parte de él con cola blanca de carpintero (según la profundidad que se le quiera dar). Después, pegar con cuidado las hojas secas y cubrirlas con cola hasta que queden planas. Abarcar toda la superficie con varias capas de hojas intercaladas con pegamento (dejar secar entre ellas). Al final, pinchar el globo.

 

CENTROS DE MESA: Una idea para ambientar la casa de la manera más otoñal es utilizar hojas secas para crear originales centros de mesa con tonos marrones, ocres y dorados. Incluso se pueden incorporar ramas enteras con formatos originales.

 

ESTAMPAR: Las hojas secas se pueden usar como tampones de estampación y es una actividad perfecta para realizar con niños, porque puede hacerse tanto en papel para crear láminas y después enmarcarlas o bien -con ayuda de un adulto-en tela, para diseñar cojines, manteles o cortinas. Dependiendo del objetivo, puede utilizarse pintura, témpera o marcadores de colores. Es importante que las hojas elegidas tengan los nervios bastante marcados para que la huella quede definida.

 

DECORACIÓN DE PAREDES: Lo único que se necesita es encolar las hojas a cartulinas de colores que luego se enganchan directamente en la pared, formando un collage gigante con diferentes tipos de hoja.

 

PINTAR Y ENMARCAR: Otra opción es pintar las hojas secas y enmarcar el resultado. Pueden hacerse de muchas maneras, por ejemplo, de un solo color al más puro estilo geométrico o dárselas a los niños para que las transformen en divertidos animales y monstruos.

 

FLORES CON HOJAS CAÍDAS: Quedan muy bonitas y pueden durar mucho tiempo. Para comenzar se debe plegar una hoja por la mitad y enrollarla sobre sí misma. A continuación tomar otra hoja y colocar la que está enrollada sobre ella, sin soltarla. Doblar en dos la parte superior de la segunda hoja llevando la punta hacia atrás y luego poner los extremos hacia adelante, envolviendo la hoja que se plegó previamente. Sin soltar la pieza creada, tomar una tercera hoja y doblarla como la anterior. Repetir el procedimiento hasta crear una forma de flor. Por último, atar con hilo, por la parte inferior de las hojas enrolladas.

 

HOJAS SECAS Y VELAS: Son la perfecta combinación. El único secreto es calentar las paredes de la vela con el encendedor prendido hasta que se derrita levemente la cera, que será el pegamento natural para enganchar cada hoja. VDS


Portadas
Panoramas Chicureo
Fixture

© 2017 Revista Valles del Sol es editada por Comunicando Ltda.